Perro: Horóscopo combinado con los signos zodiacales

🐶 Horóscopos combinados de los 12 signos del zodiaco occidental con el signo chino del Perro, undécimo animal del zodíaco del calendario chino
Por KarmaWeather - 8 marzo 2018
© KarmaWeather por Konbi - Todos los derechos reservados

Astrología dual entre el signo del horóscopo chino del Perro y Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

Aries Perro

En la astrología dual, el Perro-Aries es dinámico, idealista y siempre listo para servir a los demás. El pesimismo del Perro se ve disminuido por la alegría de vida de Aries, mientras que el ardor de este último se ve mitigado por la prudencia del Perro. Con los pies firmemente anclados en el suelo, el Perro-Aries siempre puede analizar su entorno con relevancia. Tan directo como preocupado por el bienestar psicológico de sus interlocutores, el Perro-Aries, además de tener confianza en sus propias habilidades, también es profundamente generoso e infaliblemente honesto. Especialmente cuando está convencido por una idea o por un ideal, es capaz de demostrar una voluntad y dedicación notables. De hecho, dotado de un espíritu de sacrificio, el Perro-Aries no duda en dedicar su tiempo y energía a una causa o una ideología en la que cree. En realidad, su rectitud y lucidez constituyen el verdadero fundamento de su naturaleza profunda. Porque en lo más profundo de él, el Perro-Aries aspira mucho más a una realización sentimental y espiritual que a la acumulación de posesiones materiales vulgares. De hecho, desinteresado por naturaleza, el Perro-Aries no es el tipo de entrar en un sufrimiento sin fin cuando se enfrenta con un fracaso material o financiero. Por el contrario, su enfoque pragmático de los defectos de la existencia siempre le permite encontrar una solución a sus problemas, siempre que tenga una disciplina ejemplar en la gestión diaria de su tiempo. Por lo tanto, su robustez insospechada, mezclada con una filosofía de vida positiva, le permite al Perro-Aries no solo adquirir sabiduría a través de los años, sino también poseer el poder de preservar la felicidad que adquirió con el tiempo. Es lo mismo en el nivel sentimental, porque el Perro-Aries atestigua mucho apego y fidelidad hacia sus relaciones afectivas. Él es de los que siempre perdonan a su ser querido sin dejarse llevar en un rencor vengativo en caso de desilusión. Sin embargo, su sentido de devoción también puede alentarlo a mantener una relación con alguien que no necesariamente se lo merece. Un Perro-Aries puede tardar años en darse cuenta de un error de amor y de repente despertar a su sufrimiento emocional, enmascarado hasta entonces por el peso de las responsabilidades. Idealmente, el Perro-Aries es más feliz si puede asociarse con alguien con quien pueda cultivar la preciosa felicidad de las cosas simples de la vida.

Tauro Perro

Cariñoso, bondadoso, generoso y ligeramente materialista, el Perro-Tauro es un ser que aprecia y valora la simplicidad. La rectitud y la apertura son muy importantes para él. Animado y lleno de ardor, es un personaje relajado habitado por una profunda alegría natural. El Perro-Tauro escucha, mira y actúa siempre con atención y amabilidad por los demás. Él es muy fiel y muy interesado en sus relaciones amistosas. Amable y cuidadoso, tiene la calidad de las personas que saben cómo esperar antes de actuar. Él no es el tipo de persona que busca mostrar fortaleza o crear conflictos. El Perro-Tauro es una persona sincera y pacífica que anhela la paz. Sin embargo, cuando se trata de defender a las personas que tiene en estima o los principios morales a los que se adhiere, no duda en sacrificar sus propios intereses si no tiene otra opción. Además, el Perro-Tauro no puede soportar los engaños y la manipulación. En caso de oposición, primero busca calmar el juego jugando la carta del compromiso. Pero si él es acorralado o empujado al límite, el Perro-Tauro puede entonces entrar en una ira formidable. Gracias a Dios, su naturaleza no es resentida y perdona con bastante facilidad. Profesionalmente, a menudo es apreciado por su lealtad y su capacidad para analizar su entorno. Él tiene una mente práctica y a menudo se le ocurren soluciones efectivas para la mayoría de los problemas que enfrenta. Sin embargo, también tiene una desafortunada tendencia a que sus colegas robados le roben sus ideas. Afortunadamente, ya que es tan inteligente como duradero, el Perro-Tauro siempre construye su vida de acuerdo con un plan predeterminado a largo plazo. Dotado para la organización, siempre termina siendo escuchado y ganando su caso. Cuando se trata de amor, no es raro notar que el Perro-Tauro es en realidad bastante celoso y posesivo con sus conquistas. A menudo tiene problemas para expresar su amor porque carece de habilidad en esta área. Además, tiene una necesidad casi ilimitada de ternura porque sigue siendo profundamente sentimental de naturaleza. Por lo tanto, él no está preparado para luchar contra potenciales reveses amorosos o para resistir una vida afectiva inestable. De hecho, en caso de desilusión sentimental o larga soledad, el Perro-Tauro puede perder años siendo devorado por el remordimiento y la tristeza. Sin embargo, su naturaleza sincera y benevolente a menudo le permite alcanzar la felicidad matrimonial, siempre que su pareja no esté demasiado interesada en culparlo por descuidar a veces sus deberes maritales.

Géminis Perro

El Perro-Géminis tiene un temperamento naturalmente altruista, cariñoso y generoso. Sin embargo, le resulta más útil dar su ayuda en primer lugar a las personas que son como él. Ya sea con motivo de un acto puramente desinteresado o en la expectativa de una contraparte, siempre se ocupa de tratar su trabajo y sus relaciones con una franqueza directa. El Perro-Géminis está dotado de una mente viva y ágil. Dramático, espectacular y un buen orador, tiene el potencial de sobresalir tanto en las artes escénicas (teatro, cine) como en la política. Sin embargo, inconscientemente transmite la sensación de una persona que tiene una necesidad vital de ser aprobada. Aunque el Perro-Géminis aprecia enormemente la comunicación y el descubrimiento de nuevos conocimientos, siempre se siente más cómodo en reuniones privadas con solo unas pocas personas que ante un grupo de desconocidos, que por definición son impredecibles. Continuamente dividido por sus propias dudas sobre la visión nebulosa de su futuro y su ansiedad existencial subyacente, el Perro-Géminis es de naturaleza vacilante y cambiante (gracias a Géminis), lo que hace inestable el estado de ánimo de este Perro, como una montaña rusa en ascenso y descenso perpetuos. Por lo tanto, un día el Perro-Géminis puede estar lleno de entusiasmo y vivacidad, mientras que al día siguiente puede dejarse hundir en la penumbra más oscura. Así, para disipar su miedo perpetuo al futuro, el Perro-Géminis tiende en su vida diaria a dar más espacio de lo necesario para las cosas frívolas e inútiles, lo que le permite encontrar una quietud temporal. En el campo profesional, el Perro-Géminis generalmente observa una regla de conducta constante e incluso estricta en ciertos aspectos. En su opinión, el éxito profesional solo puede concebirse mediante una sólida formación previa, por lo que concede una gran importancia a los estudios escolares y universitarios. Siempre bien organizado en sus actividades, puede hacer malabarismos entre diferentes tareas sin enredarse porque su versatilidad ayuda a hacerlo talentoso. Cooperativa, le encanta ofrecer su ayuda para desentrañar situaciones complicadas. Sin embargo, su tendencia a asumir a menudo la responsabilidad de causas que no le conciernen directamente a veces lo hace perder de vista sus propios intereses. De todos modos, al Perro-Géminis le gustan los ambientes serenos y serios donde el respeto y la eficiencia pueden dominar todos los aspectos de la vida profesional diaria. Solo en caso de desviación de esta regla el Perro-Géminis puede ser particularmente irascible. De hecho, en un momento sus piques de morder con ironía o el tono de sus penetrantes comentarios pueden multiplicarse y acentuarse aún más con comentarios asesinos. Porque si él sigue siendo un buen alumno del orden establecido, el Perro-Géminis también es maestro en el arte de disparar flechas envenenadas a aquellos que habrían cometido el error de jugar con él. En el nivel sentimental, el Perro-Géminis es muy fiel con su compañer@, siempre y cuando su complicidad permanezca intacta. Un gran padre, él está listo para muchos sacrificios por el bienestar de su familia. Una relación no puede ser seria sin profundidad e inversión. Dos cosas que difícilmente puede olvidar, y mucho menos perdonar a los demás: mentiras y traición.

Cáncer Perro

Elegante, refinado y paciente, el Perro-Cáncer es un ser encantador y sensible. Tranquilo, siempre un pensador profundo y bastante introvertido, solo deja que sus verdaderos sentimientos se manifiesten en aquellos a quienes tiene en gran estima. A la vez delicado y refinado, tiene un cierto gusto y sabe cómo reconocer la belleza y la pureza en las cosas más simples. Pero a pesar de estas cualidades apreciables, el Perro-Cáncer tiene la manía de ocultar siempre sus verdaderos sentimientos bajo un caparazón áspero. Puede parecer desinteresado en su entorno e incluso dejar voluntariamente la imagen de una persona indiferente a los males de los demás. Sin embargo, en realidad nadie está mejor ubicado que él para sentir y compartir el sufrimiento de sus semejantes. Capaz de sentir emociones profundas bajo su rígida máscara social, el Perro-Cáncer tiene en su interior un temperamento suave y una personalidad delicadamente afectuosa. Profesionalmente, el Perro-Cáncer es perseverante, leal en su trabajo, siempre listo para ayudar a sus colegas y camaradas. Se gana la confianza de sus compañeros de trabajo y socios gracias a su fiabilidad y la calidad de su inversión personal. Sin embargo, sin ser necesariamente un adicto al trabajo, el Perro-Cáncer es tan exigente para sí mismo como para las personas con las que se une. Versátil, cambiante pero siempre honesto, mantiene una lengua afilada en toda ocasión. A veces voluntariamente pedante, está naturalmente inclinado a la autosatisfacción. Si está de mal humor o molesto, ataca sin titubear e incluso puede decidir morder por comentarios incisivos e irónicos, con el único propósito de convencerse a sí mismo de su propio desapego y de su justa apreciación de las cosas. Sentimentalmente, el Perro-Cáncer sigue siendo un eterno romántico. Además, cuando aprecia a una persona por sus valores, su amor no tiene límites. Su único punto oscuro es que si amaba a alguien en el pasado, siempre le resultaría difícil olvidarlo por completo. Apasionadamente nostálgico, de hecho tiende a acumular indefinidamente los recuerdos de su pasado. Por lo tanto, el Perro-Cáncer tiene una desafortunada tendencia a darle demasiada importancia al pasado y a descuidar el presente. Además, mantiene sus recuerdos negativos más vivos que los buenos, a riesgo de acumular en él muchos secretos y remordimientos de los que nunca se puede deshacer. Es solo con la presencia de una familia grande y cariñosa que el Perro-Cáncer se siente completamente seguro y que gradualmente puede deshacerse de las cadenas de su historia para dedicarse con alegría al bienestar de su descendencia.

Leo Perro

Confiado y alegre, el Perro-Leo tiene su corazón en su mano. Amistoso, afable y bastante fascinante, está habitado por sentimientos nobles que lo conducen al desinterés y la dedicación. Uno podría considerarlo como el más modesto de los nativos del signo de Leo y el más noble de los Perros. Debido a su espíritu relajado y cartesiano, el Perro-Leo tiene un sentido ético muy desarrollado. Siempre en guardia porque sigue siendo un realista, su visión es a menudo la más justa e imparcial, porque el Perro-Leo entiende más que nadie el verdadero valor de las cosas. Un gran amigo o compañero para aquellos que saben apreciarlo por su rectitud, el Perro-Leo siempre quiere ser útil. Encantador y altruista, no duda en ofrecer su ayuda cuando lo considera necesario, incluso si de hecho solo confía en sus propias habilidades para avanzar en la vida. Además, la columna vertebral de su personaje atrae naturalmente la confianza de los demás, especialmente en el campo profesional. Tan sobrio como solemne, está dispuesto a renunciar a sus ganancias o intereses con el único propósito de preservar su dignidad moral o su integridad social. Además, con alegría acepta voluntariamente apoyar las causas colectivas a las que a veces se lo busca. Su obsesión por las grandes causas es tal que si se siente marginado o se niega su ayuda, puede desarrollar un fuerte resentimiento contra la persona que rechazó su propuesta. Estrategias incontrolables, astutas y desinhibidas horrorizan al Perro-Leo, tanto que siempre preferirá la honestidad y la sinceridad, incluso si sus intereses se reducen como consecuencia. En cualquier caso, necesita tener la conciencia tranquila para dormir mejor por la noche, del mismo modo que es alérgico a cualquier tipo de injusticia y abuso que pueda enfrentar. Enfrentado a mentiras y pretensiones, a menudo pierde sus medios y lucha para encontrar un desfile desprovisto de agresividad. Por lo tanto, cuando se siente traicionado o humillado, el Perro-Leo puede volverse violento y dejar a un lado toda su legendaria nobleza para reparar por la fuerza si es necesario la afrenta que ha sufrido. Ya sea directamente dirigido contra él o no, el Perro-Leo nunca tolera la burla o la humillación gratuita. En el amor, el Perro-Leo anhela una vida sin pretensión, serena y equilibrada. Con su temperamento voluptuoso y sensual, también siente la necesidad de demostrar su grandeza de alma a su compañer@. En paralelo, él no puede imaginar tener una existencia ordinaria, a pesar de gustos más bien clásicos. Sin embargo, solo a través de la originalidad de su vida emocional aceptará dar a su vida amorosa una razón válida para ocupar el primer lugar en su vida diaria.

Virgo Perro

Inteligente, reservado, imparcial y constante en todo lo que emprende, el Perro-Virgo tiene un gusto por la investigación y los estudios. Muy desinteresado, entiende y comparte el sufrimiento de los demás y está convencido de la necesidad de asociar siempre sus acciones con valores morales. Tradicionalista, el Perro-Virgo siempre se ajusta a las normas y usos. Él es profundamente espiritual, pero no tiene una idea ya hecha del mundo, así como siempre es cuidadoso de medir las consecuencias de sus acciones. Sin embargo, si el Perro-Virgo no brilla por su encanto natural (la sensualidad no es su rasgo principal), sin embargo gana la estima de su séquito gracias a su sentido de devoción y su lealtad inmutable hacia sus seres queridos. A nivel profesional, el Perro-Virgo muestra habilidad en su trabajo gracias a un conocimiento desarrollado pacientemente a lo largo de los años en diversas disciplinas cuya complementariedad explota de forma adecuada. Por otro lado, no le gusta el desorden o un entorno agitado que puede romper su concentración. De hecho, a pesar de una fachada a menudo neutral, el alma del Perro-Virgo está profundamente ansiosa y vulnerable a cualquier agitación externa, a pesar de su espíritu lógico y pragmático. Sin embargo, el Perro-Virgo a menudo se ve desgarrado por una angustia empapada en las profundidades de su alma y que no puede precisar. Además, a menudo muestra una discapacidad incapacitante cuando se trata de expresar su ternura por los que ama, debido a una desafortunada tendencia a devaluarse a sí mismo. Siempre alerta, no solo su excesiva timidez puede jugarle trucos, sino también su manía de ver el peligro en todas partes y que le impide disfrutar de la vida con serenidad. En resumen, su actitud de temor eterno y su excesiva modestia resultan en oportunidades de carrera profesional perdidas, pero también resultan de dar la impresión que sea una persona frágil o incluso ingenua, o al menos difícil de entender. Enamorado, el Perro-Virgo también se siente impotente ante el oportunismo apenas enmascarado que puede enfrentar durante su cita romántica. En su juventud, a menudo se deja engañar por los falsos sentimientos de los socios que detectan en él una presa fácil cuya billetera suplica vaciar. Demasiado humilde y amable, necesita una pareja que lo tranquilice y cuide sinceramente de sus intereses, mientras rompe la falta de amor personal que cultiva en secreto. Es solo en estas condiciones que el Perro-Virgo finalmente puede llegar a comprender y aceptar las alegrías incluso modestas y las fuentes de satisfacción y de felicidad que la vida puede reservarle.

Libra Perro

Secretamente vacilando mientras muestra confianza en sí mismo al expresarse en público, la rectitud de sus sentimientos y su elegancia son características indispensables del equilibrado Perro-Libra. Capaz de relaciones fáciles y siempre complaciente, no le gustan los argumentos o las tensiones. La traición, la hipocresía y la injusticia lo horrorizan más que todo. El Perro-Libra también tiene una intensa necesidad de amor y estima de los demás. Le encanta comunicarse, compartir y vivir sus experiencias con las personas con las que se siente bien. La soledad lo hace infeliz y deprimido. Esta es la razón por la que a menudo es muy amable y servicial con los demás. Sin embargo, su corazón está tan lleno de delicadas atenciones que realmente no sabe cómo decir no a las solicitudes de todo tipo, siempre y cuando estén envueltas en dulces palabras o pena peculiar a las experiencias de una vida dolorosa. Además de su altruismo y sociabilidad, el Perro-Libra tiene un sentido de tacto innato. Él domina el arte del apaciguamiento y la evitación de conflictos. De hecho, él tiene en él la cualidad que hace posible apreciar intuitivamente lo que es necesario decir o cuando, por el contrario, es mejor abstenerse. A veces, prefiere sacrificar sus propios intereses en lugar de correr el riesgo de ser el origen de una confrontación. Su compañía es muy buscada debido a su delicadeza, que sin duda contribuye a su encanto irresistible. A nivel profesional, el Perro-Libra piensa que el trabajo no debe ocupar un lugar central predominante en su vida. Si él no es del tipo que se resiste a hacer un trabajo, su falta de ambición para ascender en la escala social a través del trabajo a menudo lo lleva a ocupar el mismo trabajo durante muchos años sin sentirse particularmente molesto por esta situación. En el amor, el Perro-Libra siempre está dispuesto a compartir los deseos y la felicidad de su pareja con la condición de que uno no le mienta. De hecho, como uno podría culparlo por su falta de independencia y demasiada maleabilidad, es que en lo más profundo de sí mismo, siempre teme ser engañado o abandonado. Es por eso que a menudo prefiere no vincularse con su pareja de manera oficial hasta que esté realmente convencido de la reciprocidad perfecta de su amor. Además, sabiendo que está potencialmente inclinado a convertirse en blanco de maniobras deshonestas, nunca perdona a las personas que se atrevieron a abusar de su mente abierta. En este último punto, él es capaz de borrar de su vida cualquier presencia manipuladora sin titubear ni arrepentirse. Sin embargo, cuando se encuentra en una relación sincera y equilibrada, es un padre o compañero maravilloso que permanece leal y dedicado a su familia hasta el final de su vida.

Escorpio Perro

En la combinación Perro-Escorpio, podemos observar por un lado el Escorpio más honesto y enérgico y por el otro el Perro más irascible y valiente. Escéptico y agitado al mismo tiempo, el Perro-Escorpio tiene un sentido de propiedad pronunciado. Menos generoso que otros Perros, todavía sabe cómo reconocer el mérito de los otros y tiene un sentido del deber. Además, como cualquier Escorpio que se precie, solo tiene una palabra. Además de esto, el Perro-Escorpio a menudo actúa de una manera no cautelosa, con aspereza y sorpresa. Muy pocas veces muestra su sensibilidad, tampoco es muy hablador. Él prefiere hablar poco y siempre comunica la esencia de su pensamiento sin revestirlo con artificio. Dado que él también se siente muy incómodo en los círculos sociales debido a su supuesta dimensión superficial, el Perro-Escorpio prefiere con mucho las relaciones simples y sinceras a aquellas que permanecen sobre todo ostentosas y artificiales. Además, muy sensible a cualquier falta de respeto o comportamiento agresivo, el Perro-Escorpio no admite que nadie pisotee sus principios. No le gusta la derrota que asocia con la humillación. De hecho, a menudo pierde sus medios frente a la provocación gratuita, hasta el punto de no vacilar en emprender luchas feroces únicamente para hacer valer sus ideales, como un luchador armado con flechas empapadas en el ácido veneno de su amargura. A nivel profesional, el Perro-Escorpio prefiere atmósferas tranquilas sin perturbaciones externas, que pueden ofrecerle una comodidad tranquila y una concentración óptima. Formalmente determinado cuando se trata de realizar sus aspiraciones, el Perro-Escorpio confía, sin embargo, solo en sus propias intuiciones. Aún así, este atrevido trabajador debe su éxito profesional, por un lado, a la mente estratégica que le brinda Escorpio y, por otro lado, a la lealtad y discreción que le brinda el personaje del Perro. Cuando está enamorado, el Perro-Escorpio siempre muestra una profunda devoción por su pareja. Sin embargo, él espera absoluta reciprocidad de sus propios sentimientos. De lo contrario, puede albergar resentimientos que pueden hacer que se vuelva peligrosamente vengativo. El Perro-Escorpio, cuya personalidad es seguramente poderosa, noble y posesiva, raramente, si es que alguna vez, perdona cualquier infidelidad sentimental. El miedo de una posible infidelidad de su pareja es su principal fuente de preocupación, de la que no puede deshacerse, a pesar del inevitable trabajo deletéreo del tiempo.

Sagitario Perro

Inteligente, considerado y elocuente, el Perro-Sagitario está tranquilo desde el exterior pero agitado desde dentro. Honesto y escrupuloso, su personaje a menudo lo empuja a darle a su vida diaria y visión del mundo un lugar demasiado importante para el ideal y los sentimientos. De hecho, su mente está tallada para la correcta apreciación, reconocimiento y respeto por los derechos y méritos de todos, valores que no son muy compartidos en los humanos. El Perro-Sagitario es uno de los que protege a los débiles y lucha contra la injusticia sin traicionar sus ideales. Su apego a estos valores es el pilar principal de su personaje, por lo que una vida sin justicia y justicia es en sus ojos lo que es más espantoso en el mundo. Sin embargo, a medida que gana experiencia en su lucha contra la injusticia, poco a poco descubre la amarga realidad de las derrotas causadas por la deshonestidad, la cobardía y la pasividad deliberada de aquellos que no quieren ser apartados de la comodidad en la que se bañan toda la vida. Así, a medida que el tiempo hace su trabajo, el Perro-Sagitario termina por suavizar sus demandas casi revolucionarias de justicia para convertirse en un maestro algo seco y suficiente, para quien la alegría petulante e ingenua de la vida de sus jóvenes aprendices inexpertos es una fuente de irritación. Pero mientras mantiene los ojos abiertos a la luz de la realidad humana, el Perro-Sagitario permanece eternamente benevolente y altruista, a pesar del rencor obstinado que puede entretener de vez en cuando contra aquellos que se benefician descaradamente de ganancias mal habidas. Ansioso y pesimista por un lado, optimista y confiado por el otro, el Perro-Sagitario, afortunadamente, tiene muchas otras cualidades. Él es, por ejemplo, muy discreto y algunos otros signos pueden mantener un secreto tan bien como él. En cualquier caso, a menos que sea un desafortunado accidente de carácter o una brecha seria en su educación, el Perro-Sagitario es normalmente una persona en la que uno puede confiar ciegamente. En el campo profesional, sigue siendo alguien de integridad que aprecia sobre todo un trabajo bien hecho. Consciente y espontáneo al mismo tiempo, el Perro-Sagitario concede gran importancia a los detalles. Combinado con el sentido del deber, a menudo se le confían cargos gerenciales en el transcurso de su carrera porque tiene todas las cualidades necesarias para tener éxito profesional en empresas medianas y grandes. En un nivel sentimental, el Perro-Sagitario ama la aventura y las nuevas experiencias. Pero una vez que se encuentra en una relación, se mantiene fiel y dedicado a su compañer@ para quién siempre tiene atenciones delicadas. Solo que a veces también puede asfixiarlo con su amor incondicional e idealista. Aunque a menudo es rebelde desde una edad temprana, el Perro-Sagitario se vuelve más flexible a lo largo de los años al convertirse en el padre tranquilo y responsable del que muchas familias sueñan.

Capricornio Perro

Prudente, indulgente y cartesiano, el Perro-Capricornio tiene un temperamento dulce y reservado. Poco hablador, la obstinación de Capricornio se suaviza con la modestia del Perro, lo que le da a su personalidad flexibilidad y apertura al compromiso. Sin embargo, su apariencia sobria, desprovista de artificios, a menudo lo hace parecer malhumorado. De hecho, él es uno de los signos más agradables que uno puede encontrar, siempre que uno pueda descifrar su visión de la existencia que, de hecho, no siempre es optimista. El Perro-Capricornio también odia los conflictos y las luchas de poder y tiende a confiar solo en su propio análisis ya que siempre piensa que tiene razón. Sin embargo, en un esfuerzo continuo por preservar la equidad, el Perro-Capricornio está más bien inclinado a calmar, medir y equilibrar sus juicios en la mayoría de las situaciones, ya que, como todos los Perros, también está dotado de un sentido innato de deber y justicia. Además, dada su naturaleza filantrópica, el Perro-Capricornio también es bastante receptivo al sufrimiento de los demás. También puede mostrar mucha generosidad, incluso dar sin contar si alguna vez una causa sensata golpeó su corazón. Sin embargo, a pesar de su predisposición a la generosidad, dirige y organiza su vida primero según sus propias prioridades, como la mayoría de los nativos del signo de Capricornio. Sin ser individualista ni egoísta, el Perro-Capricornio observa y protege su tranquilidad en primer lugar, y esto en la mayor discreción. En su trabajo, el Perro-Capricornio generalmente muestra rigor y severidad. Generalmente muy discreto y circunspecto, a veces puede ser sorprendentemente franco considerando su carácter habitual. Entonces puede expresar su opinión sin restricción o artificio cuando alguien busca su opinión. Por otro lado, a nivel financiero, el apetito por obtener ganancias no es su principal fuente de motivación. De hecho, el Perro-Capricornio generalmente prefiere el salario promedio de un trabajo que puede darle la seguridad de una condición estable y segura en lugar del estrés asociado con los riesgos y responsabilidades de un ingreso alto. En el lado sentimental, el Perro-Capricornio concede gran importancia a la serenidad y el bienestar de su familia. No le gusta mostrar sus sentimientos, ni quiere revelar sus emociones. Si lo empujan al límite, puede morder a cualquiera que intente arrebatarle su colchón defensivo. Es mejor dejar que se quite la armadura protectora para no ofenderlo y descubrir mejor los muchos tesoros felices que tiene almacenados.

Acuario Perro

Un gran pensador, siempre benevolente y desinteresado, el Perro-Acuario siempre busca agradar a la gente que aprecia en detrimento de su propia felicidad. De temperamento flexible, siempre humilde y abierto a compromisos, es el más complaciente de los Perros y el más honesto de los nativos del signo de Acuario. Su buen humor y su nobleza desinteresada lo alienta a desarrollar su sentido de responsabilidad y devoción. El adagio "la amistad no es una oportunidad sino una dulce responsabilidad" se adhiere a su piel como un guante. De hecho, a sus ojos, los lazos amistosos representan un valor supremo y ten cuidado con aquellos que se permitirían transgredir esta regla sagrada. El Perro-Acuario es profundamente generoso y siempre está listo para ayudar quién lo necesita. También rara vez rechaza a alguien que le pide ayuda, hasta el punto de que está listo para entrar sin vacilaciones en luchas feroces por causas que no le conciernen, solo para mantener su promesa de apoyo. Al igual que la importancia que atribuye a sus relaciones amistosas, su familia también tiene un papel predeterminado en el equilibrio del Perro-Acuario. Las maniobras deshonestas, el favoritismo y el egoísmo lo hieren más que cualquier otra cosa, por lo que siempre defenderá el honor y la integridad de su familia contra cualquier manzana podrida que busque sembrar división, especialmente durante una herencia que no preserve una equidad respetuosa de cada uno. En el aspecto profesional, el Perro-Acuario no está hecho para trabajar en la administración ni en ninguna operación cuyo papeleo requiera una aceptación y un control repetitivo de las mismas tareas diarias. Se esfuerza por estabilizarse en una actividad regular por la simple razón de que realmente necesita enfrentarse a los cambios y la novedad que pueden alejarlo de sus profundos pensamientos. Si el Perro-Acuario no puede expresar plenamente sus conocimientos sobre motivos sinuosos y animados que requieren curiosidad y audacia, prefiere elegir enseñar para transmitir su conocimiento a un público estudioso y con ganas de aprender un conocimiento singular. Sin embargo, paradójicamente, en el lado sentimental, el Perro-Acuario no está hecho para llevar una vida matrimonial inestable, al contrario de lo que le conviene para su florecimiento profesional. El Perro-Acuario preferiría quedarse solo que sentirse satisfecho con una presencia que no le conviene. Sin embargo, sigue siendo leal y conciliador con su pareja y no es de los que se ahogan con ansiedades existenciales o celos insanos. Porque incluso si le falta un poco de sensualidad, el Perro-Acuario siempre está atento a los deseos y elecciones del amor de su vida.

Piscis Perro

Reservado, fiel, soñador y emocional, el Perro-Piscis es un ser honesto y bueno cuya compañía es la más agradable. La delicadeza y el encanto cautivador de Piscis le dan el potencial de tener muchos admiradores, si decide ser un mínimo extrovertido. Muy respetuoso del orden establecido, el Perro-Piscis nunca se arriesga a crear la brecha que lo podría poner, ni siquiera por un instante, al margen de la sociedad. Asimismo, él siempre es muy atento y considerado con su familia y amigos. El Perro-Piscis pone la seguridad y el bienestar por encima de cualquier otro valor. Altruista y servicial como todos los Perros, solo ayuda a los necesitados después de una cuidadosa consideración debido a la influencia de Piscis. Dotado de un temperamento inquieto, el Perro-Piscis da la bienvenida a las novedades o eventos imprevistos con una cierta dosis de aprensión. No solo se siente muy incómodo nadando en aguas turbulentas, sino que también es extremadamente pesimista. Además, como parte de sus relaciones sociales, el Perro-Piscis necesita antes que nada convencerse de la importancia y el valor de su presencia antes de invertir realmente en una nueva conexión amistosa o afectiva. Además, a menudo necesita aprobación externa antes de embarcarse en una nueva aventura. A pesar de su naturaleza tierna y social, a menudo pierde sus medios frente a las mentiras y la manipulación. Entonces, en caso de decepción, el Perro-Piscis se deja arrastrar a una ira distante y fría que puede sorprender por la ausencia de cualquier presagio. A nivel profesional, el Perro-Piscis no es un luchador ni demasiado ambicioso por naturaleza. De hecho, él no pone el esfuerzo en un paradigma de virtud y admite de buena gana tener un gusto pronunciado por la holgazanería. Por lo tanto, prefiere dejar que las cosas vengan a él en las condiciones más serenas posibles. Aún así, cuando se enfrenta a problemas de orden vital que afectan directamente su integridad física o moral, el Perro-Piscis se despierta como un delfín acrobático, capaz de realizar piruetas y piruetas espectaculares y encontrar soluciones tan efectivas como inesperadas, para que todo vuelva en orden y serenidad. Finalmente, en el nivel sentimental, el Perro-Piscis está completamente dedicado a su compañer@ y a su familia. Está en una conexión emocional equilibrada que encuentra la energía que le permite reforzar la confianza que inicialmente le falta. El único punto que podría irritarlo es que alguien intente tocar su jardín secreto que él considera inviolable y sagrado. Sin embargo, profundamente dulce y comprensivo, el Perro-Piscis permanece completamente leal a sus compromisos y siempre se mide con su ira y su frío rencor.

© KarmaWeather por Konbi - Todos los derechos reservados
Protección de derechos de autor: Reproducción prohibida sin previo acuerdo. Cualquier infracción estará sujeta a una solicitud de DMCA a Google.Aviso de exención de responsabilidad: Tenga en cuenta que el uso de plantas medicinales, en cualquier forma, siempre debe considerarse después de consultar con un médico, especialmente para mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como para niños pequeños. Del mismo modo, los cristales y las piedras solo pueden considerarse como un soporte para el tratamiento médico y nunca como una sustitución. Son comúnmente llamados cristales curativos por su acción en los chakras, sabiendo que estos no tienen aplicación en la medicina moderna.